• Diego De Ávila

Mi corazón siempre fue el carcaj (cummings / Beckett)


1.

Mi corazón siempre fue el carcaj

donde enterraba las flechas.

Bueno.

Cuando unes jarras de vino

siempre me haces

oneroso.

Cuando ser pesado

asciende,

es una cúpula de vidrio gigante

para la satisfacción,

algo que acaba cuando

viene el viento,

algo que después de mencionarlo,

se acaba

(no sé cuándo

va a empezar otra vez)

Quiero mirarte, porque

dejo temprano el día, algo

de longitud

flexibilidad

de la tarde para la tarde

(los tulipanes hierven con la luz del viento)

para que caiga corriendo

la misma predestinación

que hice un

día después de todas esas banderolas.

No puedo ser atractivo para esta chica si hablo

como una mano

todo esto dicho en inglés,

Pero si pruebo el sabor

de algunas frutas,

nado,

ni siquiera el viento

lo separará.

2.

Tengo tiempo para perderte.

3.

El peso de algunas frutas hacen que descarrilen las motocicletas.

El poema recitado por Diego:


DISEÑO Pía Alive (identidad) | Florencia Sacarelo + Maggie Sagarra (web)

ninablaufoto@gmail.commaggies.84@gmail.com - Montevideo, Uruguay

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon